Ensalada de manzana, brie y cebolla caramelizada

Ensalada de manzana, brie y cebolla caramelizada

Ingredientes:


(Para una ensalada grande).

  • 1 manzana.
  • 1/2 cuña de queso brie.
  • 1 cebolla.
  • 1 cucharadita de azúcar moreno.
  • Pipas peladas de calabaza y/o girasol.
  • Un puñado de rúcula.
  • Un puñado de canónigos.
  • Vinagre de Módena.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.


Preparación:


Lo primero que haremos es cocinar la cebolla caramelizada, que es lo que nos llevará más tiempo. Pelamos y cortamos la cebolla en dos mitades y las cortamos en juliana, es decir, en tiras delgadas. Calentamos una sartén con 3 cucharadas de aceite a fuego lento. Añadimos la cebolla, la tapamos con tapadera y dejamos que se poche unos 5 minutos. Agregamos el azúcar moreno y seguimos cocinando con tapadera, removiendo de vez en cuando, hasta que la cebolla esté blanda y haya adquirido un color tostado. Apagamos el fuego y la reservamos en la sartén para que se mantenga caliente.

En una fuente o recipiente amplio incorporamos un mix de hojas de rúcula y canónigos, hasta tapar el fondo, haciendo un colchón. Cortamos la manzana por la mitad y la descorazonamos, con un cuchillo o con un descorazonador. Pelamos una de las mitades, la cortamos en dados y la esparcimos por encima del colchón de hojas verdes, junto a un puñado de pipas. Aliñamos el conjunto con un poco de vinagre de Módena (o similar), un hilo de aceite de oliva y una pizca de sal.

Cortamos en rodajas la otra mitad de la manzana con la piel, que usaremos como "tostadas", y las ponemos sobre la ensalada. Encima de éstas, colocamos lonchas de queso brie cortadas algo gruesas. Y por último, ponemos la cebolla caramelizada sobre el queso (si aún está caliente conseguiremos derretir un poco queso). Decoramos con unas pipas por encima como toque final.


Notas / Variantes:


Hay una forma tradicional de cocinar cebolla caramelizada, sin añadir nada de azúcar, pero yo he optado por la opción rápida y fácil. Si sois pacientes y preferís el otro método sin azúcar, tenéis que cocinar la cebolla a fuego lento en abundante aceite durante 3 horas. De esta forma se caramelizará en sus propios jugos.

Si no queréis usar manzana, podemos reemplazarla por unas rebanadas de pan tostadas. También podemos sustituir el queso brie por alguno de sabor más fuerte, como el camembert o el queso de cabra.

Si las pipas que escojáis son saladas, como fue mi caso, tened cuidado a la hora de incorporar la sal. Mejor poner un poco, probar y añadir más si fuera necesario.

Si te gusta, comparte

compartir en facebook Share on Google Plus Share to Twitter Pin This Email This

Quizás te interese