Por qué deberías tener un frigorífico con tecnología No Frost


A la hora de comprar una nevera o frigorífico, es casi inevitable pensar en uno con sistema No Frost. Es el más demandado por los consumidores gracias a sus múltiples ventajas, que a continuación se describen. Si quieres informarte y beneficiarte de sus maravillosas cualidades, no dudes en leer este artículo.

El sistema No Frost es una tecnología que genera frío y lo reparte dentro del frigorífico de manera uniforme, haciendo que llegue por igual a todos los alimentos que tengamos en su interior. Esto favorece la conservación de los mismos, prolongando su durabilidad en condiciones óptimas. Los alimentos también se congelan de manera uniforme en el congelador, suprimiendo el exceso de agua y por lo tanto, conservando mejor sus propiedades.

A su vez, este tipo de frigoríficos cuentan con un dispositivo de ventilación y evaporación de los vapores generados por los alimentos y por el abrir y cerrar de la puerta. Por ello, evita la formación de moho y el mal olor que puedan producir los productos que estemos conservando.

Además es el sistema que más rápido enfría y, por su puesto, su principal ventaja es que no genera escarcha ni hielo, lo cual es fantástico porque podemos olvidarnos por completo de tener que descongelar la nevera de forma manual. El sistema No Frost lo hace automáticamente, liberando el interior de humedad.

Al tratarse de un frío más seco y de una ventilación constante, provoca una cierta deshidratación en los alimentos, por lo que es recomendable conservarlos tapados, bien en un recipiente con tapadera o protegidos con un papel film.


En los frigoríficos No Frost nos encontramos con mandos independientes para graduar la temperatura del frigorífico como la del congelador por separado. De esta manera, podemos seleccionar con una buena precisión las temperaturas que queramos.

Otro dato técnico importante, es que la moyoría de los modelos No Frost que hay en el mercado, cuentan con A++ como mínimo en la clasificación energética. Aunque esto eleve un poco más el precio de compra, merece la pena invertir en estos aparatos porque consumen menos y acabaremos amortizándolo a la larga. El ahorro de energía siempre es bueno para el medio ambiente y para nuestro bolsillo.

En resumen, sus principales ventajas son las siguientes, que sin duda os será muy útil a la hora de hacer una buena compra.


Ventajas del sistema No Frost:


  • No es necesario descongelar manualmente.
  • Inhibe la formación de hielo y escarcha debido a que la humedad no se condensa.
  • A mejor calidad de frío y congelación, mejor calidad de conservación para los alimentos.
  • Enfría y congelan los alimentos en poco tiempo, haciéndolo interesante para hacer compras mensuales.
  • La mayoría de los modelos son como mínimo A++.
  • Mantienen bien la temperatura interior respecto a la exterior.
  • La temperatura en la parte frigorífica es menor y más homogénea.
  • Se pueden seleccionar las temperaturas con mejor precisión.
  • Los modelos suelen ser de gran capacidad de almacenamiento.
  • Tienen compartimentos especiales para carne y pescado que son más fríos, para una mejor conservación de estos productos.

Si te gusta, comparte

compartir en facebook Share on Google Plus Share to Twitter Pin This Email This

Quizás te interese