Cómo asar o cocer patatas en el microondas fácilmente


En general, pensamos que el horno microondas sólo sirve para calentar recetas ya cocinadas o líquidos. Lo cierto es que es una imagen errónea, ya que nos puede ayudar a cocinar platos muy sabrosos.

Esta técnica para asar o cocer una patata en el microondas está llena de ventajas: No ensuciaríamos vajilla ni utensilios, por lo cuál ahorramos en tiempo de limpieza. También ahorramos en tiempo de cocción, porque se cocinan en menos tiempo. Y lo mejor de todo, es que conseguimos unas patatas con sabor muy auténtico ya que se cocinan en sus propios jugos.


Ingredientes:

  • Patatas de tamaño pequeño, todas del mismo tamaño (importante). La cantidad que queramos y quepan en el microondas sin que se amontonen.
  • Papel de periódico o papel de cocina.


Cómo cocinar las patatas en el microondas:


En primer lugar, lavamos bien las patatas con agua, sobre todo si vamos a comerlas con piel, y las secamos.

Envolveremos cada patata individualmente, así que cortamos trozos de papel de periódico de un tamaño adecuado para poder envolverlas, incluso que nos sobre un poco. También podemos usar papel de cocina en su lugar, incluso hay quién usa papel film.


Introducimos los paquetitos en el microondas, con los extremos doblados hacia abajo para que no se abran, y cocinamos a máxima potencia (800W). El tiempo dependerá de la cantidad de patatas que hayamos introducido. Para 2 patatas, con unos 8 minutos están listas. Para 4 patatas, el tiempo será unos 10-12 minutos, y para 6 patatas unos 15 minutos. Lo ideal es que empecemos con 8 minutos y vayamos comprobando si están listas clavándoles el extremo de una cuchara, para comprobar su dureza.

Cuando estén listas, las sacamos de microondas y desechamos el papel, con bastante cuidado de no quemarnos. Podemos degustarlas con piel o sin ella. Si queremos pelarlas, esperaremos a que se enfríen un poco, la piel sale fácilmente.

A la hora de consumirlas, podemos hacerlo como más nos guste. Cortadas por la mitad con un poco de aceite, sal, pimentón y unas hierbas aromáticas. Acompañadas de alguna salsa, cómo alioli, mayonesa o mojo picón. Peladas y en rodajas, en ensaladillas, ensaladas, guarniciones y aperitivos.


Si te gusta, comparte

compartir en facebook Share on Google Plus Share to Twitter Pin This Email This

Quizás te interese