Mini lasaña de espinacas

Mini lasaña de espinacas

Ingredientes:


(para 4 unidades):

  • 400 gr. de espinacas.
  • 250 gr. de queso fresco.
  • 400 ml. de bechamel.
  • 16 placas de pasta para canelones.
  • 2 cebollas.
  • Queso emmental rallado.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.


Preparación:


Calentamos agua hasta que hierva, retiramos del fuego y añadimos las placas de pasta, cuidando que no se peguen unas con otras. Las dejamos en remojo hasta que se ablanden, unos 20 minutos aproximadamente.

En una sartén con un poco de aceite, salteamos las espinacas hasta que pierdan volumen. Cortamos el queso fresco en trozos muy pequeños y lo desmigamos. Yo lo desmigo con los dedos ya que el queso es bastante tierno, pero puedes hacerlo con la ayuda de un tenedor o un mortero.

Retiramos del fuego las espinacas cuando ya hayan reducido, añadimos enseguida el queso fresco desmigado, mezclamos y reservamos.

Troceamos las cebollas y las ponemos a pochar en la sartén, a fuego bajo, con un poco de aceite y con tapadera. Cuando las cebollas estén tiernas agregamos la bechamel, removemos durante 5 minutos y retiramos del fuego.

Una vez hecho todo esto, es el momento de montar nuestros pisos de lasaña: En una fuente de horno, untamos un poco de bechamel en el fondo para evitar que se quede pegado. Empezamos colocando una placa de pasta, encima una capa de espinacas con queso blanco y encima de esta, una capa de bechamel con cebolla. Repetimos la operación 2 veces más hasta completar 3 pisos. Por ultimo, cubrimos con una placa de pasta con la mezcla de bechamel por encima y espolvoreamos con el queso emmental rallado.

Gratinamos en el horno hasta que el queso emmental se dore.


Notas / Variantes:


Tenemos 3 maneras de hacer/agregar la bechamel:

  • Haciéndola nosotros mismos, para los más cocinillas.
  • Comprarla ya hecha en brick.
  • Sustituirla por una falsa bechamel, usando nata líquida especiada con nuez moscada y salpimentada al gusto.

Si te gusta, comparte

compartir en facebook Share on Google Plus Share to Twitter Pin This Email This

Quizás te interese

2 comentarios

comentarios
28 de abril de 2014, 17:29 delete

Riquísima lasaña!!! Y una manera estupenda de introducir verdura en la dieta de los pequeños más reticentes a la hora de comerlas!!
Un beso;))

Responder
avatar
28 de abril de 2014, 18:26 delete

Gracias Nines!! Ciertamente, al ser pequeñitas, se pueden servir como tapas o entrantes, o como un plato para los más peques. La espinacas están buenísimas así, se disfraza bastante el sabor, así que los niños no podrán poner muchas pegas!!. Un bestio!

Responder
avatar