Crepes caseros con salsa de fresas

Crepes caseros con salsa de fresas

Ingredientes:


  • 150 gr. de harina de trigo.
  • 250 ml. de leche.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 1 cucharada de aceite de oliva o girasol.
  • 1 pizca de sal.
  • La ralladura de 1/2 limón (opcional).

Para la salsa de fresas:

  • 250 gr. de fresas frescas o congeladas.
  • 2-3 cucharaditas de azúcar blanco.
  • Un chorrito de brandy o coñac.
  • Agua.


Preparación:


Las crepes:

Para hacer la masa de las crepes, ponemos todos los ingredientes en recipiente amplio y hondo. Introducimos la batidora y batimos hasta que nos quede una crema líquida suave, sin grumos. Es recomendable dejar reposar la masa en la nevera durante 1 hora, aunque también podemos usarla de inmediato, sin reposo.

Engrasamos una sartén antiadherente, que no se pegue, con una pizca de aceite o mantequilla. La ponemos al fuego y cuando este bien caliente añadimos un poco de masa con la ayuda de un cucharón. Hacemos giros a la sartén para que la se extienda y dejamos que se haga por una cara. Cuando los bordes comiencen a dorarse, le damos la vuelta y cocinamos por la otra cara.

Según vayamos haciendo todas las crepes, las vamos apilando en un plato y las cubrimos con un paño limpio, para mantenerlas calientes hasta que acabemos de cocinarlas todas.

La salsa de fresas:

Introducimos las fresas frescas o congeladas sin el tallo en una cacerola. Incorporamos agua hasta cubrirlas y las calentamos a fuego medio-alto.

Cuando el contenido del cazo comience a hervir, agregamos el azúcar y un poco de brandy o coñac. Removemos y dejamos que hierva hasta veamos que espese.

Por último, retiramos la cacerola del fuego y batimos todo para conseguir una salsa cremosa, algo masa líquida que si fuera una mermelada.


Notas / Variantes:


Además de esta fabulosa salsa de fresas, podemos acompañar los crepes con fruta fresca, nata montada o chocolate.

Si al batir la mezcla de los crepes nos ha quedado muy líquida, podemos corregirla añadiendo un poco de harina. En caso contrario, si tenemos una mezcla muy espesa, agregaremos un poco de leche para corregirla.

En vez de poner aceite en la masa, se puede hacer también con mantequilla. La incorporaremos directamente junto al resto de los ingredientes, no hace falta derretirla.

La primera crep que hacemos en la sartén normalmente se desecha. No suele quedar bien porque tiene mucha grasa, ya que es la que absorbe el aceite o mantequilla que está recién puesto.

Si te gusta, comparte

compartir en facebook Share to Twitter Pin This Email This

Quizás te interese