El pollo con almendras que transporta a China


Cuando se realiza una receta que viene de otros países no le solemos dar el toque perfecto que nos lleva directamente a ese determinado lugar. Hay instantes que se recuerdan por la comida que hemos hecho ese día y, son precisamente las recetas más exquisitas para el paladar, las que nos transportan directamente a un sitio en específico; en este caso, China y su característico pollo con almendras.

Aparte del mundo de las recetas, también existen utensilios para el hogar, artilugios para darle nuevos aires a nuestra cocina e incluso ideas de estos dos ámbitos en lamansiondelasideas. Centrándonos en esta fácil y rica receta, no somos responsables de que la quieras realizar más de una vez cada poco tiempo.

Ingredientes del pollo con almendras


Los ingredientes para 4 personas son:
  • 3 pechugas de pollo limpias
  • 100 ml de salsa de soja
  • 1 cucharada pequeña de jengibre
  • 1 cucharada de café de azúcar
  • 100 gramos de almendras sin piel
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 200 ml de caldo de pollo
  • 10 gramos de harina de maíz
  • Aceite de oliva


Elaboración


Antes de empezar a cocinar, debemos limpiar del todo las pechugas deshuesadas y sin piel, quitándoles la grasa que esté más arraigada a la carne. A continuación, utilizaremos un cuchillo afilado para cortarlas en trocitos. Ahora sería cuando, después de cortarlas, las tenemos que dejar macerar en una mezcla de salsa de soja, jengibre y azúcar. Para que queden más sabrosas y no tan dulces, se puede cambiar el azúcar blanco por azúcar moreno. Pasamos la mezcla a la nevera durante una hora y media para que quede jugoso.

Estando la mezcla en la nevera podemos realizar el resto del proceso. Calentamos una cucharada de aceite en la sartén y comenzamos a freír las almendras poniendo el fuego alto hasta que las veamos doradas. Cuando estén listas las sacamos y las dejamos apartadas. En ese aceite echamos la cebolla picada y cuando esté transparente añadimos la zanahoria también partida. Es suficiente con tenerlas durante cuatro minutos. Retiramos esta mezcla y volvemos a incluir las almendras en la sartén. Las dejamos ahí hasta que el pollo esté listo.

Otro paso para completar la receta es poner caldo de pollo en un vaso pequeño y añadir la harina de maíz hasta que se vea completamente una mezcla homogénea. Después incorporamos el pollo, ya marinado, a la sartén, acompañado del caldo y de la harina. Se cuece durante media hora a fuego bajo y probamos la salsa para comprobar si está en su punto y ya estaría lista para servir.

Normalmente la salsa no sale a la primera, ya que hay personas a las que les queda muy espesa y otras a las que se les queda aguada. Hay solución para ambas situaciones: si se queda espesa se puede rebajar con más caldo de carne y si está muy líquida, se arregla añadiendo más harina de maíz, diluyéndola antes en agua. En el caso de que tengamos que utilizar alguno de estos pequeños trucos para que quede en su punto, previamente a servir se debe dejar cocer unos minutos más.

Para decorar el plato, se le pueden añadir por encima y por el borde de los platos almendras fritas.


Acompañamientos para el pollo con almendras


Para no quedarnos cortos en la comida, se pueden añadir bastantes opciones a este plato que nos traslada a China. Una de ellas sería un clásico: el arroz, ya sea hervido simplemente con un toque de ajos fritos añadidos al cocer o haciéndole algún sofrito para que tenga algo más de sabor. Debemos de tener cuidado a la hora de sazonar el arroz para que no le quite protagonismo a nuestro anfitrión: el pollo con almendras.

También se puede agregar algo de pasta con los también asiáticos fideos chinos, que se pueden aderezar con unas pinceladas de aceite picante y pimienta para que no resalte ante el plato principal.

Si ves que el arroz o la pasta es un añadido demasiado calórico, se puede cambiar por una ensalada o verduras a la plancha con sal marina. Si a la ensalada se le añade alguna fruta y un aliño de mostaza de Dijon y miel, será refrescante y no restará protagonismo al pollo.

También se le puede acompañar con tomatitos Cherry con perlas de queso mozzarella, orégano, sal y un toque de AOVE. En este caso y en el de las ensaladas es recomendable poner platos aparte, pero si vamos a hacer un acompañamiento de fideos chinos o de arroz, ponerlo junto al pollo con almendras.

Por último, una recomendación que no debemos obviar es que la salsa de soja hace que queramos pan, por lo que si vas a realizar esta receta no te olvides de comprar más de una barra. ¡A disfrutar!

Si te gusta, comparte

compartir en facebook Share to Twitter Pin This Email This

Quizás te interese

Artículos relacionados

Primero